Foto-Casa-Hontanar-2.jpg

 

A finales de la década de los setenta se podía observar que la deficiente formación del estudiante preuniversitario tendía a agudizarse, especialmente en el área de ciencias. Las exigencias que correspondían a la selección de postulantes distaba, cada vez más, de lo recibido por el alumno en su etapa de estudiante secundario, lo que provocaba desencuentros y frustraciones del aspirante.

 

 

La inquietud inicial se constituyó en una preocupación permanente y, por momentos, crucial en función de las exigencias académicas que como Universidad nos caracterizan. Había que dar respuesta a la problemática planteada.

 

En 1984, circunstancias especiales permiten constituir un proyecto. La promulgación de la nueva Ley Universitaria (Ley Nro. 23733), que faculta a la Universidad a crear centros de preparación pre-universitaria.

 

El 16 de julio de 1984 el Consejo Universitario autoriza el dictado de un curso de preparación pre-universitaria para ofrecer a los estudiantes interesados en ingresar a nuestra Universidad.

 

La novedosa propuesta se fundamentó en lo siguiente:

 

a) Elevar la preparación académica en el área de ciencias de los postulantes a la UPCH.

b) Llevar a cabo una experiencia piloto que sirva de base para la creación del futuro Centro Preuniversitario de la UPCH.

 

Los resultados positivos del Curso PRE-UNIVERSITARIO motivaron a que el 7 de diciembre de 1984, el Vicerrector Académico, antes de la culminación del curso, propusiera a la Asamblea Universitaria la creación del Centro de Estudios Pre-Universitarios (CEPU).

 

Con todo, una semana después, 14 de diciembre, se emitió, con aprobación por mayoría del Consejo Universitario, la Resolución Rectoral N 137-84-UPCH que creó el CEPU.

 

En abril de 1985 el CEPU ingresó a una etapa de pleno desarrollo. El 25 de abril el Consejo Universitario, a propuesta del Rector, nombró al Director y primer Comité Directivo del CEPU y se aprobó las normas de su funcionamiento del CEPU.

 

Desde esa época fundacional la PRECAYETANO ha ido mejorando su propuesta académica, aumentando a los ciclos semestrales un conjunto de ciclos cortos orientados a desarrollar en el alumno las competencias requeridas para el Examen de admisión y para afrontar con éxito los primeros semestres universitarios.

 

En el 2001 inicia una propuesta orientada a los alumnos de Educación Secundaria, denominada el Diviértete y Aprende. Se diseñan experimentos y una nueva metodología de trabajo, basada en la indagación y apelando al científico innato que tienen los jóvenes; muchos alumnos de este ciclo escolar se encuentran laborando como destacados profesionales en nuestro país y el extranjero.

 

Para los siguientes años, la PRECAYETANO expande su oferta a los tres Campus Universitarios: Miraflores, Central y La Molina,  con una gestión eficiente, docentes comprometidos y alumnos cuya meta común es alcanzar la excelencia académica.